“No hay otra explicación más que Dios”, dice la madre de Trenton McKinley, un niño que volvió en sí justo un día antes de ser desconectado, inclusive, ya estaba decidida la donación de sus órganos.

No te puedes perder: Niño despierta del coma justo cuando lo iban a desconectar

Resulta que el niño, de 13 años de edad, iba en un remolque utilitario que se volcó sobre él y le causó graves lesiones en el cráneo. Siete, para ser exactos. Durante 15 minutos su cerebro no registró actividad y quedó en coma.

A partir de ese momento la familia fue advertida sobre las consecuencias: si sobrevivía, Trenton iba a tener una vida dura y no volvería a ser el mismo. Pasaron dos meses y no mostraba mejoría, lo que motivó a sus padres a firmar para autorizar la donación de los órganos.

“Cinco niños necesitaban órganos que coincidieran con él”, dijo Jennifer Reindl, madre del joven.

Después del papeleo decidieron desconectar a Trenton; ya estaba decidido darle fin a su vida. Pero a este adolescente le quedaba fuerza para seguir y justo un día antes de que le retiraran los aparatos su cuerpo empezó a despertar.

“No hay otra explicación más que Dios”, dice Jennifer, quien continúa apoyando en la recuperación de su hijo, la cual es delicada, pero ha funcionado. Incluso ha ido más allá de lo que los médicos habían calculado.

H/T – Noticias-caracoltv