Para lograr unas papas fritas crocantes y perfectas existen varios trucos caseros. Reducir la humedad es una de las primeras cosas que debes hacer para que las frituras queden secas y crocantes.

Pero para conseguir la papa frita perfecta, existe un truco con vinagre que cambiará tu vida y dejará sorprendido a tus comensales.

Lo que tienes que hacer es dejar las verduras frescas, como la papa o mandioca, en un baño de vinagre antes de llevarlas a la sartén. Aquí te explicamos paso a paso cómo lograr unas papas fritas dignas del mejor restaurante:

Paso 1: Pela las papas. De preferencia, escoge las que son oscuras por fuera, llamadas popularmente “Astérix”.

Paso 2: Corta las papas en palitos y sumerge todos los pedazos en un recipiente con agua (1 litro) y vinagre (1 cucharada) por 10 minutos.

Paso 3: Escurre el agua, seca el exceso de humedad de las papas en papel o algún paño bien limpio y ya están listas para freírlas con aceite a 190 ºC.

¡El resultado te encantará!

H/T – Vix