Mary Turner Thomson estuvo casada por cuatro años con William Allen Jordan, un estafador que fingió ser un agente de la CIA para justificar sus salidas misteriosas y así visitar a sus otras familias.

No dejes de ver: El Papa dice que el divorcio se ha convertido en una moda

Una mujer de 53 años de edad pensó que su matrimonio era perfecto con su esposo, un supuesto agente de la CIA, quien en realidad era un estafador con una doble vida y un triple matrimonio.

Mary Turner Thomson se casó con William Allen Jordan cuando era madre soltera de un bebé de nueve meses. Lo conoció por internet, salieron y dos semanas después se casó con él.

“Comenzamos a salir y él realmente me pidió que me casara con él dentro de las dos semanas de la reunión. Le dije: ‘No’, pero finalmente nos comprometimos y nos casamos durante cuatro años” dijo Mary al diario Daily Mail.

Los hechos ocurrieron en la ciudad escocesa de Edimburgo, donde William captó a Mary, a quien le dijo que era un agente de la CIA para justificar sus salidas misteriosas de la casa y así visitar a sus otras familias y a sus 13 hijos, precisa el diario DailyMail.

Para Mary la historia del agente fue bastante creíble, incluso cubría a su esposo ante sus familiares y vecinos. Ella pensaba que William tenía viajes repentinos por supuestas misiones que la CIA le encargaba en servicio del país.

“En 2004, cuando estaba embarazada de Zach me dijo que alguien que conoció en una operación encubierta iba a matar a nuestros hijos si no les dábamos dinero. En esta etapa, estaba completamente bajo su control, así que vendí todo lo que tenía, mi casa, mi automóvil, mi seguro de vida, todo”, recuerda Mary Turner, quien le entregó al estafador 200 mil libras.

En el 2006, Mary descubrió la mentira que vivió por cuatro años gracias a una llamada inesperada. Una mujer de nombre Mischele Lewis la llamó y le dijo: “¿Es usted Mary Turner Thomson? ¿Es usted, además, la señora Jordan? Bueno, yo soy la otra señora Jordan”.

Mary cuenta que se reunió con esa mujer, quien era otra de las esposas estafadas por William Allen Jordan. Al enterarse de la verdad le mandó un mensaje al impostor y lo abandonó.

Pese al engaño que vivió, Mary Turner Thomson decidió contar su historia y escribir un libro titulado “El bígamo”, donde detalla todo su drama. En tanto, el estafador que fue deportado a los Estados Unidos fue sentenciado por bigamia, fraude y posesión ilegal de armas.

H/T – Rpp