Tiburón arrastra al agua a una mujer que intentaba alimentarlo con la mano

0
649

El impactante momento en que un tiburón arrastra al agua a una mujer que se disponía alimentarlo con la mano está causando sensación en la Red; la australiana, a la que lograron sacar del mar rápidamente tras caer del barco, se ha fracturado un dedo.

No te puedes perder: Se prepara para saltar al agua y de pronto un tiburón le muerde el…

La australiana Melissa Brunning, de 34 años de edad, vivió uno de los peores momentos de su vida, pues, la joven, que se encontraba de vacaciones en la bahía de Dugong , Australia, estaba en la cubierta de un barco cuando divisó a varios ejemplares de tiburón nodriza leonado alrededor de la embarcación.

Brunning se acercó a uno de ellos, que medía más de dos metros, con la intención de alimentarlo con la mano. Pero el escualo no solo cogió el alimento que le ofrecía la mujer, sino que agarró su dedo índice y la empujó hacia el agua, tal y como muestra un vídeo recogido por 7 News y publicado por la propia Brunning en su cuenta de Facebook.

«Sucedió muy rápido. Todo en lo que realmente podía pensar era en el hecho de que mi dedo se había ido. El tiburón lo había sujetado con fuerza y sentía como si estuviera triturando el hueso», ha contado Brunning al mismo medio. Tras caer al agua, la mujer comenzó a pedir ayuda a gritos y sus compañeros la subieron rápidamente al barco.

Después del ataque, la australiana pensó que había perdido el dedo. No fue así, pero sí sufrió una fractura, la rotura de un ligamento roto y una infección grave, según informa el medio Sky News. «Subí y dije que había perdido el dedo. Ni siquiera podía mirarlo porque pensé que se había ido, y pensé que si lo miraba probablemente me quedaría en estado de shock», ha explicado Brunning.

La bahía de Dugong es comúnmente conocida por la presencia de tiburones y cocodrilos de agua salada que pueden llegar a medir hasta siete metros de largo y pesar una tonelada. Los tiburones nodriza leonado tienen una poderosa mandíbula y varias filas de dientes. Brunning ha reconocido que fue un error intentar alimentar al tiburón y ha advertido en varios medios de comunicación del peligro que conlleva hacerlo: «Solo sé consciente de tu entorno y no alimentes a los tiburones».

H/T – Elpais