Shakira no está en su mejor momento, además de los rumores que aseguran que su relación con Piqué está cada vez peor, la colombiana tiene problemas con sus cuerdas vocales tan graves que han encendido las alarmas de sus seguidores.

Desde el 7 de noviembre, la artista decidió suspender su gira El Dorado World Tour y todos los conciertos previstos en su almanaque debieron quedar para 2018, alegando “problemas de salud”. Sin embargo, la realidad es que se trataba de algo más grave: problemas en su voz.

Una hemorragia en las cuerdas vocales fue lo que le impidió regresar a los escenarios. Fue por eso que el pasado 29 de noviembre, la artista colombiana voló hacia Boston, Estados Unidos, para que la viera el laringólogo Steven M. Zeitels, uno de los cirujanos más importantes del mundo.

No se sabe aún cuándo será la intervención, pero amerita anestesia total y el proceso consiste en la introducción de un laringoscopio por la boca, cuyo láser produce una vaporización de las lesiones vasculares de las cuerdas vocales. Tras la operación, Shak deberá permanecer tres semanas sin hablar y con un reposo total de 45 días.

Zeitels es el responsable de devolverle la voz a la artista británica Adele, cuya carrera estuvo en jaque por una situación similar a la de la colombiana.

H/T – Infobae