Sean Penn protagonizó un momento sumamente bizarro en su más reciente participación en The Late Show,  en el que se vio un poco más “relajado” de lo habitual.

El actor de 57 años admitió, durante su aparición en el programa, que aún experimentaba los efectos de un sedante que había tomado tras el vuelo. “Tuve que tomarlo para dormir”, dijo.

“Entonces, en otras palabras, ¿todavía estás un poco en el tren del ambien ahora?” dijo el presentador Stephen Colbert refiriéndose al tipo de sedante.

“Un poco”, respondió  la estrella ganadora del Oscar.

Penn procedió a encender un cigarrillo justo en el medio de la entrevista. En un momento dado, Colbert le pidió al actor que dejara de fumar: “Desearía que siguieras adelante. Por favor, no fumes más”, dijo el presentador. “No me importa. Mis padres fumaron cuando era niño, así que me da recuerdos felices de oler el humo del cigarrillo. Pero queremos que estés por mucho tiempo y esas cosas son malas para ti”.

“Esta es la seguridad laboral para los oncólogos”, respondió Penn.

Penn y Colbert también hablaron sobre la decisión del actor de alejarse de la actuación y  el polémico artista explicó que no le gustaba trabajar con otros tanto como solía hacerlo.

“Lo mejor que un actor puede aportar a la fiesta es jugar bien con los demás, es la colaboración. Y cada vez más no juego bien con los demás. Por lo tanto, se vuelve menos agradable”, apunto el actor.

De hecho, Penn ha encontrado una nueva manera de explotar su creatividad: Escribiendo novelas. Y cuando intentó promocionar su libro todo se puso muy extraño.

¡Mira el video!

H/T – Eonline