La perrita acompañó a su dueña hasta la sala de urgencias y no se movió de la puerta del hospital hasta que le dieron de alta a la chica.

Su nombre es Maya, una perrita Akita Inu de dos años que esperó paciente durante cuatro días en la puerta de un hospital de la localidad alicantina de Elda, luego de que su dueña fuera operada de urgencia por una apendicitis.

maya-perrita-hospital-3

Según cuenta el padre de la dueña de Maya, Manuel Iniesta, el pasado domingo regresaba a casa en coche junto a su hija y la perrita, luego de unas vacaciones en Granada, pero en algún momento Sandra comenzó a sentirse mal.

Lo cierto es que desde que ingresaron a la chica para la operación, Maya permaneció afuera causando la curiosidad del personal médico y numerosos pacientes que le llevaron de comer.

maya-perrita-hospital-2

El propio Hospital de Elda dio a conocer el caso el pasado 30 de agosto publicando una foto de Maya en su página de Facebook acompañada del siguiente texto: «El Hospital General Universitario de Elda tiene un visitante muy especial. Esta perrita Akita Inu está desde hace dos días en la puerta del hospital esperando a que se restablezca su joven dueña, ingresada en nuestro centro. Aunque la lealtad es característica de esta raza, nos ha sorprendido a [email protected] gratamente. Esperamos que pronto estén juntas de nuevo!».

H/T – ABC