La razón por la que nadie quiere comprar la casa en la que nació Harry Potter

0
435

Cada día, cientos de fans de la saga Harry Potter se acercan a la villa medieval de Lavenham, en Reino Unido, para tomarse unas fotos frente al hogar de Tony y Jane Ranzetta. Algunos, incluso, se atreven a tocar el timbre.

No dejes de ver:Escuela católica retira libros de Harry Potter de su biblioteca

Todos quieren conocer la famosa casa en la que se rodó uno de los asesinatos más populares de la historia del cine. Y es que allí, en la singular vivienda del siglo XV, se grabó la escena en la que Lord Voldemort lanzó una de las maldiciones imperdonables sobre los padres de Harry Potter, pronunciando el letal conjuro que los mató: “Avada Kedavra”.

Y al igual que el hechizo rebotó sobre el joven mago, y le dejó una cicatriz que lo haría famoso de por vida, parece que aquel día de grabación, la maldición del “Señor Oscuro” recayó también sobre la casa. Porque aunque se acerquen muchos fans y curiosos a visitarla, en dos años y medio ningún comprador ha tocado la puerta.

En entrevista con el diario Daily Mail, la propietaria del inmueble Jane Ranzetta explicó que la vivienda, llamada “De Vere House” lleva más de dos años en el mercado. En lugar de ayudar a su venta, la fama del inmueble les ha impedido encontrar un interesado, a pesar de que bajaron el precio inicial de 995.000 libras (USD 1.301.460) a 950.000 libras (USD 1.242.600).

La mágica casa del condado de Suffold apareció en la película de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (Harry Potter and the Deathly Hallows) en 2010. Era la locación que recreaba la antigua residencia de la familia Potter, y que Hermione Granger y Harry visitaron cuando fueron al Valle de Godric.

A pesar de que el exterior de la casa aparece en la pantalla, los Ranzetta no obtuvieron ninguna remuneración, ya que el concejo municipal había dado permiso a los productores para filmar en el pueblo. Como la familia se encontraba de vacaciones en Francia, no supieron que habían filmado en el exterior de la vivienda hasta que vieron la película.

«Estaba sentado en la primera fila cuando mi hijo Alexander me golpeó mientras roncaba. Me dijo, ‘¡Papá, nuestra casa está saliendo en pantalla! Yo respondí, “Tonterías», entonces, miré hacia arriba y allí estaba. Había muchos planos mostrando nuestra casa, me pareció muy bizarro», contó al diario británico Tony Ranzetta.

A partir de entonces, miles de turistas comenzaron a acercarse a la vivienda y a acechar la casa, lo que en opinión del matrimonio y de sus agentes inmobiliarios, ahuyentó a los posibles compradores.

“La mayoría de los compradores potenciales quieren retirarse en Lavenham. Buscan una vida tranquila, pero vivir en esta casa es un poco como vivir en una pequeña pecera de cristal. Los agentes de bienes raíces creen que no ayuda tener una casa que es tan popular», contó Tony Ranzetta.

Al verse incapaces de vender la casa, la pareja decidió rentabilizar su inesperada fama, mientras “De Vere House” continúa en el mercado. De las seis habitaciones que existen, rentaron tres de ellas a través de AirBnb, donde piden 120 libras por noche (USD 156), y donde no hay fechas disponibles hasta al menos, agosto de 2020.

“Lavenham es conocido como el mejor pueblo medieval de Gran Bretaña (con más de 300 propiedades patrimoniales protegidas), y aparece como Godric’s Hollow en las películas de Harry Potter. De Vere House se encuentra en el centro de este bonito pueblo y ofrece una gran cantidad de historia, así como un alojamiento confortable”, indica el anuncio.

Hasta que encuentren un comprador, la familia continuará rentando sus habitaciones disponibles y asegura que estará encantada de charlar con huéspedes y curiosos de “la historia de la casa”, siempre que tengan tiempo.

H/T –Cactus24