Algo increíble sucedió en las islas Cook, donde una ballena jorobada impulsó a una bióloga marina, de 63 años de edad, hasta la superficie con el propósito de salvarla del ataque de un tiburón tigre.

No te puedes perder: Niño se salva de ser atacado por cuatro tiburones (video)

La verdad es que cuando la bióloga marina Nan Hauser se vio rodeada de una ballena jorobada de 20 toneladas en las Islas Cook, pensó que iba a morir. Y es que luego de casi tres décadas de trabajar con ballenas, nunca había estado tan cerca de una, lo que le provocó mucho miedo cuando uno de estos gigantescos animales acuáticos empezó a impulsarla hasta la superficie.

Sin embargo, el temor de Hauser, rápidamente fue mutando esa tarde en alta mar, pues se dio cuenta de que la ballena no quería atacarla, sino protegerla de un tiburón tigre de más de cuatro metros que estaba cerca. El mamífero se acercó y la colocó en su cabeza, su estómago y lomo, e incluso debajo de su aleta pectoral, todo con tal de salvarla.

“Estaba confundida de lo que hacía la ballena cuando se acercó a mí, porque no dejó de empujarme durante 10 minutos. Me pareció que habían pasado horas. Acabé un poco magullada”, comentó la bióloga en su Facebook, donde compartió el vídeo del encuentro.

El vídeo muestra a una ballena que la impulsa hasta la superficie, una escena en la que después también colabora otra ballena. Una vez que la bióloga regresa a su embarcación, las ballenas salen y se aseguran de que la mujer estuviera a salvo y lejos del tiburón que le amenazaba. “¡Yo también las amo!”, dijo la mujer, conmocionada, al final de este asombroso rescate.

“Yo sabía que las ballenas suelen proteger a otros animales en el océano, pero nunca había escuchado que le sucediera a un humano”, dijo la bióloga.

H/T – Economíadigital