La GoPro es una de las cámaras más populares por su resistencia e imágenes asombrosas, pero esta vez se pusieron a prueba sus capacidades al límite de lo extremo cuando a alguien se le ocurrió sumergir este juguete costoso en un canal de lava ardiente.

Erik Storm, de Kilauea EcoGuides difundió a través del canal de YouTube de PetaPixel un video en donde muestra cómo su cámara GoPro sobrevivió al paso de una línea de lava.

Todo sucedió en Hawái, hace un par de meses, cuando se encontraba en una zona con flujo de lava y decidió colocar su cámara sobre una grieta, por la que pasaría el material incandescente, para comprobar qué sucedería. Lo cierto es que los resultados fueron impresionantes. Sin embargo, ver el video es una experiencia algo dolorosa, mas si se piensa en todo el dinero gastado en la cámara.

La lava fundida engulló por completo su GoPro (con la carcasa puesta) y se prendió en llamas. “Usé un martillo de roca geológica para sacar la cámara de la lava y pensé que sería una pérdida total pero no”, relata el aventurero.

Tras algunos martillazos, el LED de Wi-Fi en la GoPro seguía activo, por lo que terminó diseccionándola toda hasta extraer la tarjeta SD, y encontrar que el video de este experimento estaba intacto.

H/T – Fayerwayer