Discapacitado logra levantarse justo ante el altar el día de su boda

0
990

Sin duda alguna, esta boda será recordada para siempre y no precisamente por algo cómico, sino por un milagro, sí, un milagro de amor, pues el novio discapacitado consiguió levantarse ante el altar.

Mira también: Mira como esta novia sorprende a su pareja el día de la boda… ¡De ensueño!

Lo cierto es que la vida de Kevin Taylor, el novio, no ha sido precisamente de color de rosa, debido a que hace 13 años se rompió la pierna. Sin embargo, lo que debería haber sido un proceso de recuperación normal, terminó por cambiarle la vida por completo.

Resulta que Kevin desarrolló un trastorno conocido como síndrome del dolor regional complejo (SDRC). De acuerdo a su médico, éste era el peor caso que había visto durante toda su carrera. En 2009 Kevin sufrió un tremendo revés y tuvieron que amputarle la pierna.

Sin embargo, Kevin decidió tomarse la situación lo mejor posible, y no pensar en la pésima suerte que había tenido, mientras se convencía de que podía haber sido peor. Esto a un punto tal que sus amigos sienten admiración por él, especialmente por su fuerza, tal y como lo expresa uno de ellos: “La característica más destacable de Kevin es que nunca se ha quejado, a pesar de lo que le ha sucedido“.

Kevin conoció a una chica que pronto se convertiría en su futura esposa, fue un amor a primera vista y donde la silla de ruedas pasó a segundo plano para la mujer, quien expresó: “Cuando llegué, Kevin me miró y la sonrisa le llegaba de oreja a oreja. La conexión fue inmediata“. Así que decidieron casarse y empezaron a preparar con mucho entusiasmo el gran día.

Al mismo tiempo, Kevin Taylor comenzó a preparar una sorpresa de las grandes para su futura esposa a sus espaldas.

El día de la boda, con todos los invitados ya allí, la novia hizo su entrada acompañada por su padre. Seguidamente, cuando el cura se dirigió a los presentes diciendo: “Poneos en pie” Kevin dio la gran sorpresa ¡Se puso de pie! Las lágrimas comenzaron a rodar por las mejillas de la novia, quien se quedó completamente estupefacta, tanto que no podía ni articular media palabra; y no es para menos, pues estaba viendo a su alma gemela levantarse y caminar por primera vez.

Kevin Taylor se había preparado en secreto durante meses, asistiendo a fisioterapia sin que nadie supiera ni sospechara. Hizo rehabilitación durante incontables horas hasta que lo que parecía imposible se hizo realidad, incluso, aprendió a andar con una prótesis a pesar del dolor indescriptible que su enfermedad le producía.

Así Kevin logró fortalecer los músculos de la pierna que estaban atrofiados y poder levantarse el día de su boda para mirar a los ojos de su futura esposa.

Mira el increíble momento aquí:

H/T – NoLoCreo