Científicos del laboratorio de Lulu Qian en Caltech han desarrollado la Mona Lisa más pequeña del mundo, realizada con ADN.

Te puede interesar: Hallan un dibujo que podría ser un bosquejo de La Mona Lisa desnuda

Aunque La Mona Lisa de Leonardo da Vinci solo mide 30 pulgadas de alto, existe una versión que es bastante más pequeña, y estamos hablando del modelo que desarrollaron científicos del laboratorio de Lulu Qian en Caltech, quienes replicaron la famosa pintura utilizando ADN.

Para llevar a cabo esta curiosa adaptación utilizaron un método llamado origami de ADN, que funciona de manera similar a la conocida técnica de papel. De esta forma, los expertos pueden plegar el ADN en estructuras con patrones predeterminados, lo que les permite crear cualquier tipo de imagen.

Cabe destacar que esta destreza la aportó Paul Rothemund en el año 2006 y fue un avance que revolucionó la nanotecnología.

Así, la imagen microscópica de La Gioconda está dividida en cuadrados, y cada uno de ellos se pliega mediante el uso de una hebra larga de ADN que es manipulada por una especie de grapa. Después, lo que sigue es unir los cuadrados.

La verdad es que este truco es todo un desafío, debido a que cada cuadrado tiene bordes diseñados para unirse de manera específica, por lo que las piezas no se pueden unir si están de manera incorrecta. Tal como un rompecabezas.

Esta obra maestra no es la única que han “dibujado” los científicos. También lograron replicar “La noche estrellada”, conocido ejemplar de Vincent Van Gogh.

H/T – Elnuevodía