En Mainhausen, un pueblo del distrito Offenbach, en el centro de Alemania, un hombre intentó salir de su casa en horas de la mañana, pero al abrir la puerta se encontró con que alguien le había tapiado, nada más y nada menos que con ladrillos.

No dejes de ver: ¡Morirás de risa! 25 maneras de tener mala suerte

La Policía local todavía no ha logrado identificar a los ejecutores, según dice una nota de la ‘BBC’, “quienes trabajaron durante la noche para construir la pared sin que nadie se diera cuenta”.

Tampoco se ha establecido la razón por la cual levantaron el pequeño e insólito muro, aunque la Policía baraja varias hipótesis que van desde una apuesta, un acto de venganza o una simple broma.

Pese a que el trabajo pudo haberse realizado en cuestión de minutos, se estima que el daño a la propiedad es de alrededor de unos 500 euros, lo que se traducen en 521 dólares aproximados.

Citado por medios locales un vocero policial comentó que la pared le recordó: “La construcción del muro de Berlín. Ese también lo hicieron muy rápido (…) Pero esto  es un crimen, no una broma”.

Asimismo, las autoridades de Mainhausen consideran que tarde o temprano lograrán la captura de los responsables. “Esta es la clásica historia que alguien cuenta en un bar y entonces cae por bocón”, indicó el vocero policial.

muro-ladrillos-copia

H/T – RT