La escultura hecha por el artista Erastus Dow Palmer hace 162 años causó sensación en las redes sociales porque parece ocultar un supuesto smartphone entre su mano derecha. Sin embargo, los expertos ya dieron una mejor explicación.

Los especialistas en arte derrumbaron las teorías conspirativas al asegurar que la verdadera explicación es que la estatua representa a una mujer que, tras haber deambulado por el bosque, da con una cruz cristiana totalmente extraña para ella.

Se trata de “El amanecer del cristianismo”, también nombrada “La joven indígena”, exhibida en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, que llamó la atención por su pose, muy parecida a la de cualquier usuario de un teléfono móvil.

 


 

H/T – SDPNoticias