Un hecho insólito se registró en Dublín, Irlanda, cuando un hombre llegó a urgencias tras haberse inyectado su propio semen en el brazo para curar un dolor en la espalda; el hombre tuvo que confesar su peculiar procedimiento cuando llegó al hospital con la infección.

No te puedes perder: Los virus que alberga el semen y tal vez NO conocías

Un hombre en Irlanda se inyectó su propio semen durante un año y medio para tratar un dolor en la espalda baja. Luego de meses de aplicaciones, el brazo se le infectó y debió recibir asistencia médica.

El joven de 33 años ingresó al hospital Adelaide y Meath, en Dublín, como consecuencia de un dolor crónico en la zona lumbar. Sin embargo, una importante inflamación en su brazo derecho llamó la atención de los médicos. Tras 18 meses de auto medicación, el hombre debió informar a los profesionales sobre de su bizarro tratamiento.

El paciente se inyectó una dosis mensual de semen durante un año y medio. Además, relató: “No hace falta decir que las inyecciones de semen no curaron su dolor de espalda, y que todo empeoró luego de que levantase un objeto de acero pesado”.

El informe de la doctora definió la práctica como “peligrosa”. Además, indicó que el hombre “había ideado esta ‘cura’ independientemente de cualquier consejo médico”, y que los “reiterados intentos fallidos” por inyectarse el semen le terminaron ocasionando una gran infección.

Luego de tratar el problema en el brazo, el paciente fue dado de alta. La médica definió el caso como “único en su tipo” y alertó sobre los peligros del procedimiento: “Se destacan los peligros de las inyecciones cuando son realizadas por personas no capacitadas, así como los riesgos vasculares y de tejidos blandos que rodean el intento de inyección de sustancias no destinadas para uso intravenoso”.

H/T – tn