Un estudiante llamado Adrien Locatelli reemplazó los personajes del Génesis con el código de ADN y las letras árabes del capítulo 13 del Corán con nucleótidos asignados, tras lo cual construyó las proteínas en un laboratorio.

Te puede interesar: Crean pinzas para extraer ADN de una célula viva

Adrien Locatelli, un ‘biohacker’ y estudiante de secundaria de la ciudad francesa de Grenoble, ‘tradujo’ recientemente al código de ADN ciertos pasajes religiosos del Libro del Génesis, que forma parte del Antiguo Testamento, y del capítulo 13 del Corán, el Surah Ar-Ra’d, para construir proteínas desconocidas que luego inyectó en su cuerpo.

Una cadena de ADN está formada por químicos representados por las letras ACGT, y todos los genes están codificados por alguna combinación diferente de esas cuatro letras.

Usando una herramienta en línea, el ‘biohacker’ reemplazó todos los personajes hebreos del Libro del Génesis por el código de ADN, excluyendo ciertos pasajes que consideró “controvertidos”, siguiendo un orden de GACT. Locatelli también reemplazó todas las letras árabes del Surah Ar-Ra’d con nucleótidos asignados.

El ‘biohacker’ utilizó las secuencias de las letras de ADN para convertirlas en cadenas químicas que tenían el potencial de transformarse en cualquier número de proteínas en el cuerpo humano. Luego construyó las proteínas en un laboratorio y finalmente se las inyectó en las piernas.

A la izquierda, cráneo de un neandertal; a la derecha, cráneo de un humano en la actualidad.¿Tienes ADN neandertal? La respuesta podría estar en la forma de tu cráneo

Locatelli no tenía idea de qué efecto podría tener inyectar proteínas desconocidas en su cuerpo, en lo que calificó como una prueba única en su clase. Sin embargo, no experimentó efectos secundarios adversos, aparte de una “inflamación menor” en su pierna izquierda, en el lugar de la inyección, que duró unos días.

“Estudios recientes han demostrado que cualquier información se puede cifrar mediante el ADN y se puede almacenar de esta forma. Dado que es posible convertir información digital en ADN, me pregunté si sería posible convertir un texto religioso en ADN e inyectarlo en un ser vivo”, declaró Locatelli en su estudio, publicado a principios de diciembre en el sitio OSF Preprints.

“Es muy simbólico, aunque no tenga mucho interés”, señaló el estudiante.

H/T – RT