Rusia está desarrollando un yate espacial ideado para viajes turísticos a la órbita cercana a la Tierra y capaz de despegar desde aeropuertos convencionales, como un avión de pasajeros.

No dejes de ver:Rusia se plantea reanudar el turismo espacial tras diez años de paréntesis

El desarrollo del yate espacial Selena, como se llamará la nave suborbital, comenzó hace dos años, pero es la primera vez que se filtra la información, indicó Begak durante una conferencia de inversionistas en el balneario ruso de Sochi, a orillas del mar Negro.

“Tenemos la oportunidad de aterrizar este aparato en cualquier aeródromo, como un avión. Ahora estamos calculando el tiempo óptimo de permanencia en el espacio y una trayectoria confortable para el vuelo, porque la experiencia demuestra que las personas no necesitan estar en ingravidez durante más de 10 minutos”, explicó.

El yate espacial podría alcanzar una velocidad máxima de tres mil 500 kilómetros por hora y una altura de entre 120 y 140 kilómetros, justo la distancia donde se terminan las capas externas de la atmósfera terrestre y comienza el espacio exterior.

Luego del viaje al espacio, la aeronave empezará a descender a la atmósfera a una velocidad de 0,85 mach de modo automático, aunque también podrá ser operado por un piloto a bordo para mayor seguridad y sobre todo para la comodidad psicológica de los pasajeros, según Begak

En entrevista a la agencia rusa Sputnik, Begak dijo que varias compañías privadas están desarrollando la nave espacial con el apoyo de los grupos de trabajo Aeronet y Spacenet de la Iniciativa Tecnológica Nacional.

Indicó que los primeros vuelos podrían comenzar dentro de cinco años y su costo será de entre 200 mil y 300 mil dólares por persona.

La compañía planea construir tres “yates espaciales”, cada uno con capacidad para seis pasajeros y un piloto, por tranquilidad de los turistas.

H/T – Tercermilenio