Un rayo de esperanza para los pacientes de VIH

Un británico podría convertirse en el primer ser humano al que se ha logrado curar por completo del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), lo que sin duda devuelve la esperanza a las millones de personas que padecen esta enfermedad que hasta ahora representaba una muerte segura.

Según informa el diario británico ‘The Times’, el paciente de 44 años ha sido el primero de un grupo de 50 personas que fueron sometidas a un revolucionario tratamiento diseñado por varias universidades del Reino Unido.

El virus, según las últimas pruebas de laboratorio a las que fue sometido el paciente, ya no está presente en su sangre. Sin embargo, los médicos desean mantenerse prudentes y esperar unos meses para declararlo completamente curado de la enfermedad. De esta forma, se descartaría una eliminación temporal del virus como causa del tratamiento común que lleva a cabo el paciente.

La nueva técnica para curar a los pacientes ha sido creada para localizar y destruir el virus en todo el cuerpo, incluyendo las células donde el VIH no se encuentra activo y evade todos los tratamientos conocidos hasta el momento. El tratamiento se creó gracias a la estrecha cooperación de las universidades de Oxford y Cambridge de los londinenses Imperial College, University College y Kings’ College.

“Este tratamiento ha sido específicamente diseñado para limpiar el cuerpo de todas las células con VIH, incluso las células pasivas”, indicó Sarah Fidler, médico especialista de la Escuela Imperial de Londres.

Para ello, el paciente es inicialmente sometido a una vacuna que permite que el sistema inmunológico adquiera la habilidad de detectar las células infectadas. Posteriormente, se utiliza una droga que obliga a las células pasivas a producir proteínas, lo que las convierte en células activas. Estas células son finalmente localizadas y eliminadas por el cuerpo del paciente.

De ser declarada exitosa esta revolucionaria técnica, podría cambiar la vida de más de 30 millones de personas infectadas en todo el mundo.

 

H/T – RT/The Times