Aparte de su impresionante habilidad para el fútbol, Cristiano Ronaldo presume su esculpido cuerpo cada vez que tiene oportunidad y no hay ningún tatuaje sobre todos sus músculos (a diferencia de otros famosos futbolistas).

 ¿Por qué el portugués le huye a la tinta permanente?

Según revela Vanity Fair España, su decisión tiene que ver con la la donación de sangre.

Cristiano se ha identificado como un gran promotor de la donación de sangre. En diciembre de 2017 dedicó un posteo en el que se le ve en medio de una extracción de sangre, en el que escribió: ¡Únete a mí y da un regalo para la vida! Regístrese para donar sangre y plasma en www.bethe1donor.com”.

 


 

Anteriormente, las personas tatuadas tenían prohibido ser donante. En la actualidad, las organizaciones dicen que deben cumplir al menos un período de 4 meses desde que se hicieron el tatuaje para poder hacerlo. Igualemente, la sangre es sometida a distintos análisis para confirmar si está óptima para ser transfundida.

Si bien el hecho de tener tatuajes ya no representa un impedimento para ser donante, la revista atribuye ese motivo a la decisión de Cristiano.

H/T – Eonline