Una investigadora asegura que en realidad el rey macedonio, Alejandro Magno, estuvo vivo pero inmóvil por seis días después de ser declarado muerto.

No dejes de ver: Lo que Napoleón Bonaparte vio dentro de la Pirámide de Guiza y le dejó…

Katherine Hall, investigadora de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda), posiblemente haya resuelto una cuestión que durante más de 2.300 años ha sido un misterio: la causa de la muerte de Alejandro Magno.

El célebre monarca y conquistador murió a los 32 años de edad, en junio del 323 a. C., y entre las teorías acerca de posibles causas de su muerte se han mencionado el asesinato, infecciones y alcoholismo.

Ahora, al analizar los síntomas que tenía al fallecer, Hall apunta en su artículo –publicado en The Ancient History Bulletin– que el legendario macedonio murió como consecuencia de una enfermedad neurológica: el síndrome de Guillain-Barré. La versión de la experta da incluso respuesta lógica a un fenómeno jamás explicado, como fue la ausencia de señales de descomposición de su cuerpo hasta días después del deceso.

“En particular, ninguna [de las teorías anteriores] proporcionó una respuesta exhaustiva que diera explicación plausible y viable al hecho, registrado por una fuente, de que el cuerpo del Alejandro no mostró señal alguna de descomposición hasta seis días después de su muerte”, afirmó la científica, citada en un comunicado difundido por el sitio web de la universidad.

Hall agrega que los antiguos griegos, que determinaban la muerte de una persona básicamente por la presencia o carencia de respiración y no por el pulso, estaban seguros de que Alejandro Magno era un dios y por eso no prestaron atención a esos factores. A partir de esas premisas, la investigadora opina que en realidad no estaba muerto sino paralizado, lo que podría explicarse por el síndrome de Guillain-Barré.

Entre los síntomas que sufrió el rey macedonio se contaron fiebres, dolores abdominales y parálisis progresiva simétrica ascendente. No obstante, hasta sus últimos días permaneció en su sano juicio. Según Hall, los síntomas enumerados indican que padecía del mencionado síndrome, que causa “una parálisis pero sin desconcierto o inconsciencia”.

“Quisiera estimular un nuevo debate y discusión, y posiblemente reescribir los libros de historia, argumentando que la muerte real de Alejandro ocurrió seis días después de lo hasta ahora aceptado. Su muerte podría ser el caso más famoso de pseudotanatos –o falso diagnóstico de muerte– jamás registrado”, desafió Hall.

H/T – RT