Danish Siddiqui / Reuters

Mukti Bhavan es el nombre de este hotel ubicado en la ciudad de Benarés en la India, que cada año recibe a cientos de visitantes para que éstos pasen sus últimos días de vida. El invierno suele ser una época en donde la demanda aumenta, todo para acceder a una de las 12 habitaciones que contiene el albergue.

Danish Siddiqui / Reuters
Danish Siddiqui / Reuters

La colorida y pequeña casa, como también es señalada, es popular por ayudar a los hindúes y personas que quieran acudir a ella, para alcanzar la liberación final. El hotel cuenta también con un padre que realiza los ritos y rituales para ayudar a los moribundos a partir de la tierra en paz.

Para los hindues este concepto de «liberación del alma» es denominado Moksha, y trata de un ciclo de reencarnación que es considerado el más importante de los 4 fines de la existencia humana (artha, kama, dharma y moksha). Es un proceso de liberación en donde se deja todo lo material o instrumentos usados para estar en esta vida, como lo es el cuerpo humano.

Danish Siddiqui
Danish Siddiqui

Este lugar es solo para aquellos que vayan a practicar los rituales del Moksha, más no es un sitio a donde pueden ir las personas que tengan en mente suicidarse. La idea, como fue señalada anteriormente, es buscar la liberación del alma sin pena, para así poder ir en paz.

Las personas que estén enfermas y punto de morir o aquellas que sientan que les queda poco tiempo de vida, tienen permitido hacer su check-in y permanecer solo 2 semanas  en el lugar. Sin embargo si la persona no muere dentro de esas dos semanas, debe de abandonar el lugar y volver en otra oportunidad.

H/T: India website