Osama bin Laden pasó diez largos años escondido y, como era de esperarse, su computador personal estaba repleto de archivos secretos que ahora salen a la luz gracias a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU.

La inmensa colección de documentos de quien, tras planear los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, se convertió en el terrorista más buscado en el mundo, fue publicado por la CIA recientemente en honor a “la transparencia”.

Las autoridades hablan de un total de 470.000 archivos que fueron obtenidos el 2 de mayo de 2011, cuando fuerzas especiales estadounidenses entraron en el complejo paquistaní de Abbottabad en el que se escondía bin Laden.

El entonces líder de Al Qaeda no se hallaba solo, sino que vivía con una veintena de allegados, entre ellos algunas de sus esposas y varios de sus hijos, por lo que es casi imposible establecer con certeza qué documentos pertenecían al terrorista.

Por ejemplo, cuesta creer que bin Laden pasara las horas muertas, que con seguridad fueron muchas, jugando al “Super Mario Bros” o al “Animal Crossing”. Sin embargo, parece más plausible que fuera el terrorista saudí quien se regocijara con los desnudos pixelados del videojuego erótico “Perestroika Girls”, que en esa época causaba furor entre aquellos jugadores que pasaban horas ante la pantalla viendo cómo exuberantes mujeres virtuales se desnudaban lentamente.

Stefan Heck, el líder del comité de exploraciones de Mark Zuckerberg hasta 2020, publicó en su cuenta de Twitter que uno de los archivos era una fotografía de la cantanteShakira.  La imagen había sido guardada en el computador personal del terrorista como “tiny_shakira.jpg”.

La posibilidad de conocer las pasiones ocultas del yihadista se había convertido en uno de los grandes atractivos de los documentos desclasificados por la CIA. Pero para molestia de algunos, la Agencia optó al final por no publicar estos archivos, aunque esta decisión parece deberse más a una cuestión de derechos de autor, que al respeto por el difunto.

El director de la CIA, Mike Pompeo, adelantó que “hay algo de pornografía, hay material con derechos de autor; todo lo demás será hecho público en las próximas semanas”.

Lo que si es cierto es que la Agencia no ha tenido reparos en publicar en su sitio web numerosos videos propagandísticos y grabaciones caseras que el terrorista almacenaba en su computador, material que ahora se encuentra recopilado en una colección conocida como “La Estantería de Bin Laden”.

 

H/T – Informe21