Recientemente se hizo viral en tiempo récord una noticia que aseguraba que Tokio se había convertido en la primera ciudad del mundo con un restaurante que sirve carne humana como platillo principal. El supuesto local gastronómico recibía por nombre Resu ototo no shokuryohin (Hermano Comestible), y la nota señalaba que a diario recibía a cientos de comensales ávidos por probar el sabor de sus peculiares platillos.

El artículo en cuestión, citado por varios medios de comunicación, citaba el testimonio de un argentino, que aseguraba que la carne humana tenía un sabor similar a la del cerdo, aunque con una textura un tanto más dura. Sin embargo, esto dependía de la parte que tocara en suerte; en el caso de los glúteos, la textura era supuestamente tan tierna como la carne de ternera.

Entre otros detalles, se mencionaba que el precio promedio de un platillo de carne humana rondaba los 1200 euros y que esto se debía a los altos costos que el restaurante tenía que afrontar para hacerse de materia prima. A tal efecto, ofrecía 30 mil euros a cualquier donante vivo que quiera ceder su cuerpo para consumo humano después de fallecido.

Pero gracias a una investigación realizada por el periódico español ‘El País’, cuyo equipo consultó con fuentes diplomáticas niponas acerca de la noticia, se descubrió que la información era totalmente falsa y “completamente absurda”, según consideraron las autoridades japonesas.

En conclusión el polémico restaurante no existe y el canibalismo, como en todo el mundo, está prohibido también en Japón.

H/T – El País