Kim Kardashian no ha dejado de presumir sus curvas desde que bajó 30 kilos y decidió quitarse la ropa para mostrarle a sus seguidores el bronceado perfecto que consiguió durante su estancia en la ciudad de Miami.

Mira también: Kim Kardashian olvidó el sostén y paseó sus bubis en una blusa trasparente

Desde la habitación del hotel, la esposa de Kanye West posó frente al espejo tapándose estratégicamente sus bubis con una mano, y la parte inferior con una bolsa de maquillaje.

“No hay nada como un spray de bronceado de medianoche”, bromeó la estrella de ‘Keeping Up With The Kardashians’.

kim-kardashian-bronceado

Definitivamente la celebridad no tiene pena de mostrar su cuerpo como Dios la trajo al mundo cada vez que puede, en esta oportunidad se despojó de su ropa para mostrar su bronceado pero seguramente en pocos días tendrá otra escusa para volver a enseñar completamente y sin pudor su anatomía.

H/T – Instagram