Se trata de Laurent Simons, quien apenas tiene 8 años de edad y ya terminó su secundaria. En septiembre próximo comenzará la universidad.

No dejes de ver: Un niño español dona mil euros para Venezuela

A simple vista, parecería un hecho común, entre los miles de estudiantes que se gradúan en las escuelas de todo el mundo este verano.

Pero cuando recogió su diploma entre el grupo de jóvenes de 18 años con los que compartió las aulas, su estatura pronto marcó la diferencia, pues, Simons tiene apenas 8 años y ya terminó sus estudios intermedios.

Pero no queda ahí. Ahora, tras los meses de vacaciones, comenzará la universidad.

Según explicaron los padres, el menor tiene un coeficiente de inteligencia de 145, lo que le ha facilitado terminar sus estudios en tiempo récord.

En su país la secundaria tarda unos seis años… y él la hizo en un año y medio.

El niño belga muestra un especial interés por las matemáticas, “porque es muy amplia, hay estadísticas, geometría, álgebra”.

De ahí que, si en un inicio pensó convertirse en cirujano….o en astronauta, ahora se está decidiendo por el mundo de la informática.

El padre explicó que Laurent había tenido problemas cuando era más pequeño para jugar con otros niños y que no había estado particularmente interesado en los juguetes.

Pero dice que la decisión de la carrera universitaria que comenzará en unos meses no es una preocupación para la familia.

“Si decide mañana convertirse en carpintero, eso no sería un problema para nosotros, siempre y cuando sea feliz”, afirma el padre.

H/T – Semana