En este mundo hay una tienda para cada gusto, desde las más extravagantes hasta las más escalofriantes. Ese es el caso de la que le hablaremos a continuación, en la que los clientes pueden comprar artículos de lujo con incrustaciones de dientes y cabello humano.

Se trata de una creación del dúo artístico Fantich & Young, quienes definen a los seres humanos como depredadores en lo más alto de la cadena alimenticia y quisieron reflejarlo con sus peculiares piezas.

Para mostrar su colección “Apex Predator” transformaron la galería Barrett Barrera Projects, del barrio miamense de Wynwood, en una boutique de alta gama en la que los presentes pueden adquirir zapatos Jimmy Choo con suelas de dientes humanos, calzado de bebés con similar detalle, bolsos de cabello humano y hasta juguetes sexuales revestidos también de molares y caninos.

La muestra, que forma parte de la Semana del Arte de Miami, está inspirada en la crisis financiera del año 2008 y los objetos en exposición-venta, cuyos precios van de los 2.000 a los 45.000 dólares, pretenden poner de relieve la impunidad con la que operan los banqueros, para los artistas los más claros ejemplos de “Apex Predators”.

La exhibición, según sus autores, es una crítica satírica a las grandes entidades financieras, que no solo salieron casi indemnes de la Gran Recesión de 2008, sino que además recibieron un oneroso rescate financiero de los Gobiernos.

Pero pueden estar tranquilos, pues las mascaras, los bates de béisbol, los vibradores y hasta un gramófono en exposición, todos recubiertos de dientes, en realidad son prótesis.

 

La exhibición en Miami se mantendrá hasta el domingo, pero los artistas pretenden seguir con esta tónica de exhibición-tienda cada dos años debido a la complejidad que entrañan la preparación de cada obra.

H/T – Informe21