La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) descubrió un campo magnético adicional alrededor de la Tierra, fenómeno desconocido hasta ahora y que es provocado por las corrientes de los océanos.

Los científicos de la ESA lograron distinguir la contribución magnética que se produce por las mareas oceánicas de otros factores como el hierro fundido del núcleo externo del planeta y las rocas magnetizadas en la corteza terrestre, una labor hasta ahora considerada como extremadamente difícil de llevar a cabo porque el efecto magnético de las mareas es muy inferior.

El hallazgo se produjo gracias a la información arrojada por tres satélites de la misión Swarm de la ESA, que durante cuatro años orbitaron a un promedio de 400 kilómetros por encima de la superficie terrestre recopilando señales magnéticas. Los resultados determinaron que el segundo campo, detectado a esa altitud, resultó ser 20.000 veces más débil que el campo magnético global.

“Hemos utilizado Swarm para medir las señales magnéticas de las mareas desde la superficie del océano hasta el lecho marino”, indicó a través de un comunicado Nils Olsen, jefe de geomagnetismo de la Universidad Técnica de Dinamarca, asegurando que el hallazgo ayudará a entender de forma más precisa el comportamiento oceánico.

 

H/T – Actualidad RT