Un hallazgo “sin precedentes”, según explican los expertos. Se trata de un cementerio de 7.000 años de antigüedad bajo las aguas del Golfo de México, que, aseguran los especialistas, puede ayudar a “entender mejor” a los primeros habitantes de lo que actualmente es el territorio floridiano.

El secretario de Estado de Florida, Ken Detzner, afirmó en un comunicado que el sitio arqueológico llamado Manasota Key Offshore (MKO) está situado en la plataforma continental, aguas afuera de la costa oeste del estado. El lugar del descubrimiento fue, miles de años atrás (cuando el mar no cubría la zona), una poza de agua dulce.

En 2016 se encontraron los primeros vestigios de MKO y desde entonces expertos de la Junta de Investigación Arqueológica (BAR) del estado iniciaron unos trabajos que han permitido confirmar la existencia de un sitio prehistórico bajo el agua con una superficie de unos 3.000 metros cuadrados.

El cementerio estuvo situado durante el periodo Arcaico Temprano (hace unos 7.000 años) en una zona cercana a donde hoy se erige la ciudad de Venice.

“El Departamento de Estado de Florida asume muy seriamente la responsabilidad de conservar, tratar respetuosamente y dar seguridad de este lugar único y especial”, dijo Detzner.

El secretario de Estado subrayó que “por respeto a los individuos enterrados allí y a sus descendientes vivos”, se prohíbe que submarinistas y otras personas accedan al sitio, que está protegido por las leyes de Florida y es controlado por representantes de las fuerzas del orden que realizan “frecuentes” patrullas.

La investigación determinó que durante el Período Arcaico Temprano, cuando el nivel del mar era mucho más bajo que en la actualidad, la zona donde está MKO no estaba sumergida y existía una pequeña poza de agua dulce donde los antecesores de los pueblos indígenas de Florida dejaban a sus muertos.

A medida que el nivel de mar subió, aquella poza quedó cubierta por las aguas del Golfo de México, pero, a pesar de ello, la turba situada al fondo se mantuvo intacta y eso ayudó a “preservar bien” lo que había en el lugar.

Por su parte, Timothy Parsons, director de la División de Recursos Históricos del Departamento de Estado, afirmó que el yacimiento MKO es “una revelación para el mundo de la arqueología”.

 

H/T – Infoorme21