Posiciones en la intimidad hay muchísimas, pero ahora te explicamos una nueva, se llama la Gaviota y con ella podrán experimentar mayor placer, debido a que no sólo podrás alcanzar el clímax sino que puedes deleitarte viendo a tu pareja.

No te puedes perder: ¿QUIERES SABER CÓMO SE USA EL “POTRO DEL AMOR”? ¡MIRA ESTAS…

Lo cierto es que son muchas las parejas que se atreven a experimentar siempre cosas nuevas y están al tanto de lo nuevo tanto en posiciones, como en productos o nuevos mitos y misterios, y es que la verdad eso es precisamente lo que le da sazón a la intimidad. Así que por eso, te invitamos a avivar la relación con una nueva posición llamada la Gaviota.

Pero antes debemos decirte que esta posición es para ¡osadas!, pues la Gaviota es una posición para la intimidad que le da mayor libertad al hombre para admirar a su pareja durante las relaciones, ya que en ella se podrá tocar, besar y ver a su acompañante tanto como se desee.

Y lo mejor de todo es que hacerla es muy simple… la mujer debe acostarse boca arriba en la cama. Procura que el trasero quede fuera del colchón y para lograr mayor comodidad planta los pies en el sueño, así evitarás resbalarte y sentirte con más equilibrio.

Posteriormente, el hombre debe colocarse arrodillado o de pie, todo dependiendo de la altura de la cama y de la persona. Al estar directamente entre las piernas de su pareja, antes de hacer la penetración se debe estimularla tanto como se quiera y así se alcanzará una mayor excitación para ambos.

Ya cuando se logre la penetración, el hombre debe mantener el tronco recto para conseguir una mejor alineación con la parte íntima femenina, lo que permite que la mujer tenga orgasmos más intensos.

El secreto está en que la mujer debe evitar moverse debido a que puede perder el equilibrio, es decir, prácticamente queda a la disposición de su pareja.

H/T – Eme de Mujer