Un británico comió el menú de la famosa cadena de comida rápida McDonald´s por una curiosa razón; el caso, es que logró adelgazar seis kilos.

No te puedes perder: Este hombre perdió 88 kilos… ¡Comiendo comida chatarra!

Un hombre no comió nada más que hamburguesas durante 30 días y logró perder peso para demostrar un punto sobre la ingesta de calorías y la pérdida de peso, sin embargo, los expertos no recomiendan probar una “dieta” similar.

Ryan Williams, de 29 años de edad, un cartero de Cheltenham, Gloucestershire, decidió emprender la dieta de comida rápida para refutar el documental Super Size Me de 2004 , que ve a Morgan Spurlock comer solo comida rápida de un sólo restaurante durante 30 días y ganar 10 kilos.

Según Williams, el documental de Spurlock presentó una versión sesgada del desafío, por lo que el cartero se convirtió en fisicoculturista y se filmó a sí mismo siguiendo la misma dieta para demostrar que es posible ponerse en forma mientras come solo comida chatarra.

Al igual que Spurlock, Williams comía hamburguesas todos los días, y comía todo lo que había en el menú al menos una vez. Sin embargo, Williams también pasó una hora en el gimnasio todas las mañanas, lo que Spurlock no hizo cuando se lanzó al desafío.

El cartero documentó su viaje en su canal de YouTube “Ry”, donde sus 1.200 seguidores lo observan comer cosas extravagantes, y descubrió que después de que terminó el mes, era 16 libras más ligero.

Sobre el desafío de la comida, Williams dijo: “He querido hacer esto durante algunos años, pero nunca encontré el momento adecuado.

Pero recientemente vi un anuncio de Big Mac durante 50 años y me hizo pensar que hay muchos sentimientos negativos hacia la cadena de comida, ya que no es saludable.

Según Williams, también quería aclarar las cosas, porque Spurlock comía “5,000 calorías por día y no hacía ningún ejercicio”.

No sentí que fuera una sorpresa que se volviera tan poco saludable, dijo Williams.

Para su propio desafío, Williams destacó la importancia de equilibrar la ingesta calórica y mantenerse en forma.

Williams comenzó el mes comiendo 2.500 calorías por día (la ingesta recomendada de calorías para un hombre adulto), pero se redujo a 2.300 al final de la segunda semana.

Al final del desafío, Williams había bajado a 182 libras y había pasado del 10.85 por ciento de grasa corporal al 7.59 por ciento.

H/T – Debate