Científicos investigan a la momia “extraterrestre” hallada en Perú

0
517

Unos científicos rusos están investigando a la momia “extraterrestre” hallada en la línea de Nazca, Perú en 2017, y ¿Por qué extraterrestre?, pues el grupo de genetistas afirma que la criatura encontrada no es humana.

No dejes de ver: Ciéntifico demuestran que las momias “extraterrestres” de Perú son reales

Un grupo de genetistas rusos intenta descifrar el genoma de María, la momia “extraterrestre” hallada en 2017 en la líneas de Nazca, debido a que la misma tiene forma humana, aunque sus proporciones eran muy distintas.

Y es que María tiene una cabeza alargada, tres dedos en cada manos y pies humanoides. Gracias a los estudios realizados, los genetistas han podido determinar que esta misteriosa momia tenía 23 cromosomas. Estiman que data del siglo V, mil años antes del descubrimiento de América.

“En este momento estamos haciendo un análisis detallado para ver si la forma de la posición de todos los cromosomas, de todos los aminoácidos, coincide con la nuestra”, dijo Konstantin Korotkov, profesor de la Universidad Nacional de Investigación de Rusia.

Sin embargo, la estructura de las costillas es muy diferente a la de un ser humano. La caja torácica consiste en un conjunto de costillas semicirculares. Su forma inusual ha ayudado a los científicos a estudiar cuidadosamente los órganos internos de la momia, informó el diario ABC en español.

“Vemos claramente los contornos de la tráquea y los bronquios, del corazón y sus cámaras, incluso podemos ver la forma de las válvulas. También podemos ver con bastante claridad los contornos del diafragma, el hígado y el bazo”, contó la radiólogo Natalia Zaloznaya.

Konstantin Korotkov contó que sus colegas peruanos le mostraron cuatro momias más. Estos ejemplares eran más pequeños, medían unos 70 centímetros y fueron bautizadas «Verdants».

«Cada una de las pequeñas momias tiene dos brazos, dos piernas, una cabeza, un par de ojos y una boca. Las exploraciones tomográficas revelan sus esqueletos. El tejido tiene una naturaleza biológica y su composición química indica que son humanos, explicó Korotkov.

“Su ADN presenta 23 pares de cromosomas, al igual que nosotros. Los cuatro son hombres, cada uno con un cromosoma parecen humanos, pero no lo son. Su estructura anatómica es diferente”, agregó.

Al ser consultado por María, el profesor fue un poco más allá y afirmó que “puede haber sido representantes de una raza determinada que posiblemente haya alcanzado una etapa avanzada mucho antes que nosotros tal vez miles de años antes”.

Además, Korotkov recordó el hecho de que en varios dibujos petroglíficos encontrados en Perú se pueden ver a criaturas con tres dedos.

H/T – Los Andes