29_10_2014_Natal Luz de Gramado_Ensaio Aberto, Grande Desfile. Foto Cleiton Thiele/SerraPress

Brasil es el país de las fiestas y una vez más se confirma cuando en la ciudad de Gramado no escatiman en luces y encanto para seducir a los más de dos millones de visitantes que pasarán por esta localidad, a un punto tal que es considerada como el lugar donde la Navidad es más larga.

No te pierdas: Esta es la razón por la que se dan regalos en Navidad

Considerada como la “Navidad más larga” del mundo, con 81 días seguidos de espectáculos, la ciudad de Gramado no escatima en luces y encanto para seducir a los más de dos millones de visitantes que pasarán por esta localidad situada en el sur de Brasil y considerada una “pequeña Suiza”.

Gramado está situada en el estado de Rio Grande do Sul y es el refugio para los turistas que huyen de las playas y del calor a veces sofocante de algunas regiones del país y apuestan por un clima “nórdico” en el periodo de vacaciones.

La edición 2017-2018 del festival internacional Navidad Luz de Gramado cuenta con una programación diaria de espectáculos intercalados bajo los ejes temáticos: Navidad por el mundo, Reencuentros de Navidad y Gran desfile de Navidad, que va del 26 de octubre al 14 de enero.

De esta forma, en total serán 500 atracciones para la extensa programación, que desde 2015 ostenta el reconocimiento de diversos organismos internacionales que la catalogan como la “Navidad más larga del mundo”, por ser la de mayor período en decoración y la de más espectáculos navideños ininterrumpidos diariamente.

Desde que Papa Noel recibe las llaves de la ciudad a finales de octubre de cada año, Gramado se convierte en un gigante parque temático navideño, idea que surgió en 1985 cuando la administración municipal apostó por anticipar la decoración decembrina para atraer turistas y contrarrestar el éxodo de personas por causa del frío en esta ciudad.

Guirnaldas, campanas, árboles navideños, luces intermitentes, estrellas, papás y mamás Noel, renos, muñecos de nieve, ángeles, pesebres, figuras del niño Jesús, lluvia artificial de nieve y un predominante colorido rojo y verde tiñen durante dos meses y medio las calles, parques, edificios y casas de la ciudad.

H/T – El Nacional